La Corte Suprema de Estados Unidos dice que las demandas colectivas pueden prohibirse

Supreme Court Bans Class Actions¿Alguna vez te has sentado y leído la “letra pequeña”? ¿Ese documento largo y aburrido con letras diminutas que se cae de la caja de lo que acabas de comprar? Yo tampoco. Pero tal vez todos deberíamos hacerlo a partir de ahora.

En AT&T Mobility LLC contra Concepción y ux.,
AT&T había cobrado a los consumidores $30,22 por teléfonos que habían anunciado como “gratuitos”. Eso no les pareció bien a dos consumidores, Vicente y Liza Concepción, OMS decidió presentar una demanda colectiva contra AT&T. Los Concepción optaron por presentar la demanda como una demanda colectiva porque no tenía sentido económico para ellos demandar individualmente a AT&T por sólo $30.22. Al reunir a todos en una demanda colectiva, los Concepcion podrían demandar a AT&T por todo del dinero que le habían cobrado de más todo consumidores de la clase.

Sin embargo, resulta que la letra pequeña de AT&T tenía una cláusula que prohibía las demandas colectivas, lo que obligó a los Concepcion y otros consumidores a demandar a AT&T individualmente. Hoy, la Corte Suprema de Estados Unidos sostuvo que esa oscura cláusula era ejecutable.

¿Qué quiere decir esto? Significa que las empresas ahora tienen el poder de prohibir las demandas colectivas contra ellas y obligar a los consumidores a presentar demandas individuales, sin importar cuán pequeña sea la cantidad de dinero en juego. Los defensores de los derechos del consumidor dicen que esta sentencia significaría el fin de las reclamaciones menores relacionadas con productos o servicios. Dicen que el diablo está en los detalles. Pero en este caso, está en la letra pequeña.

Los empleados tampoco están seguros. El Concepción Es probable que el fallo se extienda a casos de derecho laboral y laboral en todo el país, ya que los empleadores que leen Concepción comenzar a incorporar prohibiciones de acciones colectivas en sus propias políticas y contratos de empleados. Tambien como Andrew Cohen del Atlantic Monthly Señala, Concepción es un presagio de cómo probablemente se pronunciará la Corte Suprema sobre Wal-Mart contra Dukes, una demanda colectiva presentada por 1,5 millones de mujeres contra Wal-Mart por prácticas salariales discriminatorias.

Ahora que la demanda colectiva de los Concepción ha sido desestimada por el tribunal más alto del país, parece que, después de todo, AT&T se quedará con los millones de dólares que cobró fraudulentamente de los consumidores. Esto se debe a que, como señaló el juez Stephen Breyer en su disidencia, ¿quién en su sano juicio se va a molestar en presentar una demanda individual contra AT&T por $30.22?

Breyer escribió en su disentimiento (junto con los jueces asociados Ruth Bader Ginsburg, Sonia Sotomayor y Elena Kagan):

En general, los acuerdos que prohíben la consolidación de reclamaciones pueden llevar a los reclamantes de pequeñas cantidades a abandonar sus reclamaciones en lugar de litigar. Sospecho que es cierto incluso en este caso, porque como reconoció el Tribunal de Apelaciones, AT&T puede evitar el pago de $7.500 (el pago que supuestamente hace que el arbitraje de los Concepción valga la pena) simplemente pagando el valor nominal de la reclamación, de modo que “el máximo La ganancia para un cliente por la molestia de arbitrar una disputa $30.22 sigue siendo solo $30.22”. ¿Qué abogado racional habría firmado para representar a los Concepción en un litigio por la posibilidad de recibir honorarios derivados de una reclamación $30.22? Desde el punto de vista perfectamente racional de California, el arbitraje no colectivo sobre tales sumas también tendrá a veces el efecto de privar a los demandantes de sus reclamaciones (digamos, por ejemplo, cuando reclamar el $30.22 implicara completar muchos formularios que requieren conocimientos técnicos legales o esperar extensamente mientras se pone una llamada en espera). Descubrir Banco establece circunstancias en las que los tribunales de California creen que los términos de los contratos con los consumidores pueden manipularse para aislar al autor de un acuerdo de la responsabilidad por sus propios fraudes al "estafar deliberadamente a un gran número de consumidores con pequeñas sumas de dinero individuales". ¿Por qué este tipo de decisión (que sopesa los pros y los contras de todos los procedimientos colectivos por igual) no corresponde a California?

El Concepción La decisión toma su lugar junto a Ciudadanos Unidos contra la Comisión Electoral Federal y Lilly M. Ledbetter contra The Goodyear Tire & Rubber Co., Inc. como una de las peores decisiones en la memoria reciente proveniente de la facción conservadora de la Corte Suprema (el presidente del Tribunal Supremo Roberts y los jueces asociados Antonin Scalia, Samuel Alito, Clarence Thomas y Anthony Kennedy). Ahora le corresponde al Congreso aprobar una ley que anule efectivamente Concepción, justo cuando volcaron el Ledbetter decisión con el Ley de Pago Justo de Lilly Ledbetter de 2009.

Si cree que a las empresas y empleadores no se les debe permitir robar ni siquiera pequeñas cantidades de dinero de sus clientes y empleados, escriba a su representante en el Congreso y pídale que apoye HR1020 y S.931, ambos titulados “Ley de Equidad en el Arbitraje de 2009”. Y espere que se presente un proyecto de ley en el Congreso que anule explícitamente Concepción.

 

Comentarios sobre 2

  1. JETTA TANNER en diciembre 29, 2020 en 1:13 pm

    En primer lugar, los abogados se llevan la mayor parte del dinero de las ganancias de la demanda colectiva, desde 1/3 hasta 40%, sin incluir los fondos especiales reservados para otros costos inventados e imaginarios diseñados para robar aún más dinero de las víctimas reales.

    Optar por participar o no en una demanda:

    Tal como están las cosas, una empresa no notifica a los clientes sobre una demanda colectiva, entonces usted está OPTED-IN. NO FUERA, como indicaría el término, sino DENTRO. USTED HA OPTADO POR PARTICIPAR PORQUE NO PUDIÓ EXCLUIRSE. INCLUSO SI LA COMPAÑÍA NO LE NOTIFICAÓ POR CORREO, PUEDEN SALIRSE CON LA SUYA. Esto significa que no puede perseguir a la empresa por su cuenta en un tribunal de reclamos menores, donde se le otorgaría mucho más de lo que le otorgaría una demanda colectiva. Optar por no participar significa optar por no participar. ¡No optar por no participar NO DEBE SIGNIFICAR QUE USTED HA OPTADO POR PARTICIPAR! NO HACER LA OPCIÓN DE EXCLUSIÓN DEBE SIGNIFICAR LO QUE SIGNIFICA: ¡¡¡ USTED HA OPTADO POR NO participar PORQUE NO SE INCLUYÓ !!! ¡¡¡PERO SIGNIFICA LO CONTRARIO CUANDO SE TRATA DE ABOGADO!!!
    LAS ACCIONES COLECTIVAS SON UNA ESTAFA ABSOLUTA PARA LOS CONSUMIDORES Y SON UNA MINA DE ORO ABSOLUTA PARA LOS ABOGADOS.
    NUNCA DEBIERON HABERSE PERMITIDO QUE EXISTAN LAS ACCIONES COLECTIVAS Y LOS ARBITRAJES FORZADOS. TODOS TIENEN DERECHO A TENER SU DÍA EN EL TRIBUNAL. LOS ÚNICOS QUE GANAN CON CLÁUSULAS DE ARBITRAJE Y DEMANDAS COLECTIVAS SON LOS ABOGADOS, POR LO QUE SON ODIADOS. ADEMÁS, SI LE PIDE A UN ABOGADO QUE TOME UN CASO CONTRA UNA COMPAÑÍA Y LO RECHAZA, HAGA QUE LE ENVÍE UN CORREO ELECTRÓNICO INDICANDO SU SOLICITUD DE REPRESENTACIÓN, QUE RECHAZÓ Y DE QUÉ SE TRATA LA DEMANDA EN DETALLE. UN ABOGADO SIN ESCRUPULOS PODRÍA PRESENTAR ESTE CASO EN SU PROPIO NOMBRE Y ROBAR TODO EL DINERO.

    • Rigel Orion Beta en enero 20, 2023 en 3:08 pm

      Bazofia. Los abogados obtienen grandes recortes en cada caso en el que participan. Eso no significa que debamos descartar todo nuestro sistema de justicia. Simplemente significa que necesita una reforma.

      Las demandas colectivas permiten que masas de personas se opongan a las corporaciones, que son en sí mismas una masa de personas, pero con mucho más dinero que las masas de personas. Las demandas colectivas crean cierto grado de igualdad y justicia en nuestro sistema judicial, que de otro modo sería un juego de los ricos y poderosos para salirse con la suya e impedir que la justicia les llegue.

Deja una respuesta Cancelar respuesta